¡¡Hola, amiguit@s!!

Volvemos del verano y continuamos con el proyecto DSC. Hay un par de cosas importantes a comentar.

En primer lugar sigo interesado en continuar con estas entradas. Crear este proyecto no es fácil, y me cuesta mucho superar mis expectativas, que son muchas. Hablo de todas aquellas cosas que me imagino y que quiero hacer sí o sí, y que tanto me cuesta traeros y plasmarlas. Es un obstáculo constante.

Las dimensiones del proyecto son muchas, pero, aunque puedo hacerme una idea clara de hacia donde lo quiero dirigir, aún no está claro ni mucho menos, y creo que poco a poco podré ir sacándolas todas y cada una de ellas. Por lo que seguiré subiendo contenido, comprometiéndome hasta el final de mis días.

En segundo lugar, las expectativas siempre son más grandes que la realidad, pero la realidad es que sin ese idealismo la idea no es la misma, por lo que la expectativa me ayuda a marcar el camino, y quiero, no solo hacerlo posible para mí, sino para todos mis clientes, pero el primer paso es hacerlo yo, demostrando lo que valgo. En eso estamos.

También es cierto que lo que yo pienso que voy a tardar en hacer algo, X, luego es 2X, o 3X, o incluso 4X. Por lo que lleva muchísimo más tiempo, del que en principio me espero, hacer algo. Tiempo invertido que luego no se ve en muchos casos en el resultado final, aunque si que se aprecia de alguna manera, todo lo que veis en este blog está llevando mucho más tiempo del que me pensé que me llevaría.

Al fin y al cabo, he creado esta sección, a la cual le cambio el nombre cada día, para eso mismo, para sopesar mis pensamientos, para continuar con el proyecto y para superar mis miedos y mis frustraciones, que tampoco son pocas. Y así, poco a poco, trabajar duro todas las semanas, en la medida de lo posible.

En esta ocasión, los avances durante las vacaciones, tienen que ver con gente que me rodea, en concreto, con Valentina Guillomía Suárez, que también me acompaña en este proyecto. En sus redes podéis ver mi trabajo (@Wapentina, @Ponte_wapentino), es lo poco que puedo mostrar por el momento. Pero, que no es tan poco.

Estoy muy orgulloso de ella y de los resultados que está teniendo con su proyecto de ponte wapentino, con el cuál me siento muy identificado, y yo estoy pudiendo gozar en su plenitud. Ya veréis cositas relacionadas en el futuro, ya que, en esta aventura empresarial, no estoy solo. Y de hecho, aprovecho para agradecer a todos aquellos que me seguís apoyando: familiares, amigos, desconocidos, etc. Sin vosotros, este proyecto no tendría sentido. Aunque aún no esté ni la mitad de bien de como me gustaría que estuviese, sobretodo la web. Pero la espera merecerá la pena, os lo aseguro.

Poco a poco. De momento, os mantendré informado con estas entradas, y con los pequeños cambios que haga. Y a ver si algún día me digno a mostraros el local, y empiezo a subir los vídeos que me he propuesto subir. (Del 2020 no pasa, xD)

En fin, seguiré trabajando en esa dirección.

Hasta próximamente. Un saludito.

 

PD: No estoy perdiendo el tiempo, solo que necesito darle mucha más caña para que veáis los resultados. Comparto foto de mi mesa de trabajo, para que veáis a lo que me enfrento estos días. (@javierdelsalto)

Foto de los textos a los que me enfrento estos días en Del Salto Creatives ;D

Imagen de textos sobre una mesa en DSC